Todos los tiempos







Tiempo vivido, tiempo pasado, un tiempo que se fue, un tiempo que está por venir, así es el tiempo en nuestra vida.

Con el tiempo se va la vida, se va la percepción de un entonces, las vivencias de nuestra infancia, los seres queridos. Y solo con los recuerdos podemos rescatar parte de ese ayer vivido.

Tiempo de ayer y el tiempo de hoy, dos tiempos diferentes. Espacio y tiempo ocupados por diferentes personas y en diferentes cosas. Tiempo gastado en contratiempos, en momentos de duda. Tiempo de peleas por falta de tiempo para llegar a un entendimiento. Tiempo de guerras,  tiempos de crisis.

Tiempo que hemos pasado formando sueños para tener ilusiones. Tiempo que hemos empleado en crear esperanzas para una vida más larga, con más tiempo para vivir el poco tiempo que nos ha sido dado.

No creo que el tiempo pasado fuera mejor, eso si, era diferente. Las mujeres de entonces no se detenían a mirar como pasaba el tiempo. Sólo tenían tiempo para trabajar. Pasaban todo el día ocupadas haciendo cosas y más cosas, no tenían tiempo para pensar en que no tenían tiempo.

Muchas, la mayoría, no tuvieron nunca la oportunidad de disfrutar de un fin de semana, de vacaciones pagadas. Tampoco de disponer del jornal ganado, de tener el lujo de estudiar, o de quedarse en la cama, o de perder el tiempo como les diera la gana.

A mi abuela le hubiera gustado vivir “este tiempo”. Tiempo de avances, tiempo futuro, tiempo de no tener tiempo para nada. Tiempo para quejarse y hacerlo a gusto, con la cabeza alta. Tiempo de libertad, tiempo para votar, tiempo de vientos y tiempo de tempestades. Tiempo de vivir el amor libre, de quedarse soltera, tiempo de lluvia y tiempo de tomar el sol, pero sobre todo, tiempo para poder vivir a conciencia la libertad de poder disponer de su tiempo.







4 comentarios:

  1. Es duro pensar en lo rápido que ha pasado este tiempo y si miro hacia atrás veo cosas muy buenas que me tocó vivir, fui afortunada porque tuve oportunidad de estudiar, de trabajar, de ir de vacaciones, de divertirme con los amigo@s, vivencias de las que siento nostalgia, también veo cosas que no me agradan, hechos que me hicieron mucho más fuerte y he visto cómo ha avanzado este tiempo vivido y veo cosas buenas que nos ayudan a vivir con más comodidad pero también veo muchas cosas que no me agradan nada que ni me imaginé podría vivir y que me han pillado en una edad en la que ya las fuerzas flaquean y no te sientes tan fuerte cómo cuando eres joven y puedes "luchar" con fuerza y vigor contra viento y marea.....Pero hay que ser agradecida con esta vida que me ha permitido llegar hasta donde estoy y le pido fuerza y salud para poder seguir cuidando de mi marido.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Buenas reflexiones. Los tiempos son diferentes y las personas también. Mientras haya salud, seguir adelante con nuevas ilusiones y esperanzas. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hace muchos años, cuando era adolescente escribí ...
    "...Y tú, tiempo, nos haces correr, nos traicionas
    y acabamos diciendo no hay tiempo
    y no hay carta y ya nadie recorre el camino ..."

    Iba dirigido al que hoy es mi marido, entonces mi novio que a veces me decia eso. Él estaba haciendo la mili y yo estudiando.

    Tiempos que quedaron atrás y que no me gustaría volver a vivir.
    Buenae reflexiónes las que nos haces. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y a pesar de todo dicen que el tiempo no existe, pues que le llamen "X" pero "X" pasa muy deprisa. BEsis.

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son mi alegría diaria