Va de príncipes




Va de Príncipes


El primer príncipe que conocí, el príncipe valiente.
Luego vinieron en forma de lectura otros príncipes.
Los príncipes de cuento de hadas.
Los príncipes azules.

Vi a Sapos convertidos en príncipes
y a príncipes guerreros luchando contra un dragón.
Supe de príncipes de piedra
besé a un príncipe encantador.

Visité al príncipe del silencio
y en sueños el príncipe se destiñó.
Vino entonces el príncipe de los ladrones
camuflado entre mendigos y mercaderes.

El príncipe negro vestía de azul.
El príncipe de Maquiavelo sus artes usó.
Me enamoré del príncipe de los piratas
que con sus besos de sal me embaucó.

Príncipe de las mareas.
Príncipe del mar.
Príncipe de las tinieblas.
Príncipes de la iglesia.
Príncipe de los bufones.
Príncipe de la luz.
Príncipe de las sabias palabras.

Muchos príncipes he conocido,
¿a cuantos conoces tú?




Aguas mil

Maseru Emoto, científico Japonés dijo:
El agua piensa, el agua es igual que nosotros y nuestro pensamiento afecta al agua. Soñemos con agua del cielo, enamoremos al agua con bellas palabras. Estamos conectados con el agua a través de nuestra conciencia. El agua es el mensajero de Dios, nuestro intermediario con Dios es el agua.




Aguas mil


Sobre una cuna de agua viví los primeros nueve meses de vida. Vine a este mundo al romper aguas mi madre. Como bienvenida, me dieron una nalgada y solté las primeras aguas en forma de lágrimas. Agua azucarada me dieron como primer alimento antes que leche y con agua bendita cantaron mi nombre en la pila bautismal. Me durmieron con nanas de historias marinas y me acunaron al compás de las olas del mar cantábrico.

Las heridas las curamos con agua oxigenada, las del alma con agua bendita y a la coquetería le echamos agua de colonia. Para la angustia, la ansiedad y el nerviosismo, nada mejor que el agua del Carmen, para las dolencias del cuerpo aguas termales, agua bicarbonatada para la acidez, agüita de babandí para la impotencia y la longevidad, agua potable para beber, agua corriente para ducharse.

Agüitas de todas clases, cañadas de agua, saltos de agua, cascadas de agua, aguas mayores, aguas menores, aguas residuales, museo del agua. Aguas jurisdiccionales, agua de borrajas, bailemos el agua nadando entre dos aguas.

Como agua de mayo espera la moza la llegada de su amante, soñando con el agüita de su boca, rica y fresquita como agüita de nieve, sabrosa como arepitas de agüita de sapo.